Aguas Termales en La Jungla

A mi regreso de Cayos Cochinos, casi llegando a Sambo Creek, pude ver una columna de humo desde la lancha. Al preguntar quién podría haber prendido fuego en el parque Nacional Nombre de Dios, me explicaron que se trataba de vapor de agua que emana de unas aguas termales. ¡Wow, pensé, aguas termales en la jungla! Por supuesto, pregunte si se podían visitar, y dijeron que sí. Al llegar al plantel de Tourist Options en Sambo Creek, conseguí el teléfono y me comuniqué con un Sr. Zavala, que es quien administra el sitio. El amablemente se ofreció pasar por mi para llevarme a las aguas termales. En cuestión de minutos, llegó un auto pick up pintado como una cebra, con Sr. Zavala al volate. Aborde la paila del pick up y sin saberlo, ¡iba camino a una nueva experiencia en Atlantida!

aguas termales en la jungla

Este rotulo muestra el desvío hacia las aguas termales en la jungla en Sambo Creek

Salimos de la Comunidad Garífuna, y tomamos la CA13 en dirección hacia Trujillo. Muy pronto tomamos un desvío hacia la montaña. Hay un pequeño rotulo de madera junto a la carretera que dice Sambo Creek Canopy Tour. Tras un corto camino de tierra, llegue a una gran champa, en donde el auto se detuvo. ¡En total, la distancia entre los dos puntos fue de menos de 5 km! Ahí me explicaron que podía yo contratar el Canopy, las aguas termales o ambas opciones juntas. Debido a que ya era tarde, opte solo por las aguas termales, tomando la opción que incluye baño de lodo y masaje relajante. Así que después de pagar por servicio, que me pareció un poco caro, estaba yo listo para relajarme en las aguas termales de la jungla.

Aguas Termales en la jungla

Este es el vehiculo que identifica al Canopy Tour y Aguas Termales en Sambo Creek

La Tirolesa y las Aguas Termales en La Jungla.

Resulta que el Canopy tiene un total de 18 cables. ¡El cable más largo tiene un kilómetro de longitud! El tour del Canopy o tirolesa dura un poco mas de una hora. El tour comienza arriba en la montaña, y lo llevan a uno en el mismo pick up que me trajo hasta aquí. Desde lo alto hay un mirador desde donde se puede ver la Aldea Garifuna de Sambo Creek y los Cayos Cochinos. Debido a que era un día muy despejado, a lo lejos se distinguía la silueta de Roatán.  Desde aquí, un sendero me llevo hasta el borbotón de agua termal que emite el vapor visible desde la costa. El tour de Tirolesa o Canopy comienza mas arriba del manantial, y, de hecho, vuelve a la tierra para visitar el impresionante borbotón de agua hirviendo.

Aguas termales en la jungla

La “Oficina” de las aguas termales en la jungla. Foto Isis Castro Alberto.

Tuve oportunidad de visitar el manantial, de donde brota el agua casi hirviendo, a unos 85 grados Centígrado. Desde ahí, fluye en dirección al mar, formando cascadas y enfriándose en el camino. Muy cerca hay una quebrada de agua fría que baja de la montaña. Un ingenioso sistema mezcla ambas aguas para que sea agradable y tolerable para el cuerpo humano. El agua cae en pozas naturales que están interconectadas por un sendero empedrado. Las pozas son ideales para relajarse escuchando el movimiento del agua al caer entre las pozas. Sin duda, disfrutar de la paz del sitio y los sonidos de la jungla hacen de estas aguas termales es una gran experiencia.

Disfrutando y relajado en las aguas, se me hizo evidente que aquí hay una importante inversión. Gracias a ella, se puede disfrutar de estas aguas termales en la jungla. La infraestructura se ha levantado en forma armoniosa con la naturaleza. ¡De pronto ya no me parecía que había sido cara la entrada a las aguas termales! Después de mi aventura de snorkel y senderos en Cayos Cochinos, estaba yo aquí disfrutando una experiencia realmente única. Lo más increíble es que yo estaba solo aquí en este jungla tropical. No había más personas disfrutando de este Paraíso terrenal.

Mientras flotaba relajadamente en la poza mas profunda, me hicieron llegan un plato de frutas. Las frutas frescas estaban en un plato que flotaba en el agua. Después de comer mis frutas, dentro de la poza, era tiempo del baño de lodo. Me ayudaron aplicarme lodo en todo mi cuerpo. Le atribuyen características de limpieza profunda a este lodo. ¿Quién pensaría que para limpiar la piel a profundidad primero es necesario echarse lodo encima del cuerpo? Después de que mi cuerpo estaba totalmente cubierto de lodo, era tiempo de permitir que el agua me volviera a limpiar, removiendo asi el lodo. ¡Ahora si estaba ya listo para mi masaje en las aguas termales en la jungla!

Hay varias pequeñas champas en el área donde se dan los masajes. Después de haber estado inmerso en las aguas termales, me encontraba muy relajado. Tanto, que al sentir las manos de la masajista sobre mi espalda casi me quede dormido. La combinación del masaje, los sonidos del agua corriendo, las aves cantando al atardecer, me hacen preguntarme si así será el paraíso en el cielo…  Después de esta experiencia, no tenia ganas de regresar a La Ceiba a un hotel. Así que Zavala amablemente me llevo al Hotel Villa Helens, que esta muy cerca, frente a la playa en Sambo Creek, el cual me habían recomendado. Por fortuna, tenían una habitación disponible y me pude quedar aquí para dormir frente al mar.