Las Aventuras de Flo en Atlántida: Cocinando con Ana

Todo comenzó la noche anterior, cuando les pedí a mis amigas que me llevarán al supermercado con una lista para preparar la baleada y pastelito perfecto. Compramos ingredientes como la harina, manteca y queso, entre otros. Así quedaba todo listo para nuestra clase a las 9 de la mañana.

Al día siguiente, pedí a una de mis amigas que me llevará a El Porvenir para la clase. En Honduras la baleada es la estrella. Queda bien para el desayuno, almuerzo, cena e incluso un bocadillo después de una noche de diversión. No puedes irte de Atlántida sin probarla aunque sea una vez, aunque dudo mucho que sea la única vez que lo harás. Todo esto me dejo ansiosa por saber cómo se preparan. Llegamos a la casa de Ana, la mujer que imparte estas clases en su cocina, y nos dio una calurosa bienvenida. Ella comprende el inglés pero no lo habla muy seguido, en muchas de las ocasiones, sus hijos le apoyan en la traducción, sino ella puede atender los turistas por sí misma. Entramos a la cocina e inmediatamente me entregó mi delantal para comenzar a trabajar!
cooking with ana 5
Primero, juntamos ingredientes secos y amasamos la masa para las tortillas para luego dejar que las bolitas reposarán y crecieran por sí mismas.

cooking with ana 6

Mientras eso sucedía, Ana nos explicó que ya había preparados los frijoles fritos. Una vez que las bolitas de masa estaban listas, tocaba estirarlas, y es en ese momento cuando me puse seria. Después de unas cuantas tortillas, Ana sugirió casualmente que de todos los extranjeros a los que ha enseñado, he sido yo quien ha sabido darle la mejor forma a las tortillas. ¡Les advierto que he dejado expectativas muy altas! Una vez formadas, las tortillas se cocinaron en el comal y pudimos seguir con la elaboración de los pastelitos.

Ana nos enseñó a preparar el pollo, utilizando una variedad de especias para hacerlo guisado, sin embargo ya tenía un pollo preparado previamente para que la espera no fuera larga. Mi trabajo entonces consistió en desmenuzarlo y una vez que termine (y comí unos cuantos pedazos) era tiempo de regresar con la masa. Como la masa preparada para las tortillas era la misma para los pastelitos, únicamente quedaba estirarla y comenzar a rellenarla con el pollo. Después de esto freírlos en aceite hasta que se tornaron de un bello color dorado.

¡Comienza la parte divertida! Preparamos una mesa y colocamos queso, crema, frijoles fritos, tortillas, pico de gallo, pastelitos y la salsa. ana pic 4

¿Se ve delicioso, verdad? No esperamos mucho y comenzamos a comer. Llevo tres semanas de estar en Honduras y les puedo asegurar que estas han sido las mejores baleadas que he probado. Ana es una bella persona, cocinar comida hondureña es muy divertido y comerla es aún mejor.

Le recomiendo esta experiencia a cualquiera que es fan de la comida hondureña y que tenga una mañana o tarde libre. Para reservar, comunícate con Reservaciones La Ceiba al correo info@reservacioneslaceiba.com o llama al +504 94896058.