Fincas eco-turísticas de Atlantida

La visita a fincas eco-turísticas de Atlantida ofrecen una ventana a la vida rural comunitaria de Atlántida, una vida de trabajo arduo, pero que da la satisfacción de generar producción en forma sostenible y protegiendo el medio ambiente.

Esta actividad le permite la visita a fincas eco-turísticas de Atlántida.

La riqueza de la producción artesanal de una finca en el trópico es realmente muy amplia, y difícilmente un turista que vive en las regiones de clima templado, como Europa y Norte América se puede imaginar todo lo que se puede producir en una finca en un clima tropical. Atlántida ofrece un clima ideal para la producción de muchas frutas y flores tropicales, que además se puede combinar con la producción ganadera y/o avícola.

Reservaciones La Ceiba ha trabajado con los propietarios de dos fincas colindantes, que además están justo al lado del Refugio de Vida Silvestre Cuero y Salado. Entre ellos, han puesto en valor sus fincas y sus instalaciones para poder ofrecer visitas guiadas y hasta campamentos en estas fincas, permitiendo al visitante una experiencia única acerca de la vida de campo en las pequeñas fincas de Atlántida.

En el Caso de la Finca Eco-Turística El Oasis, la experiencia está orientada a conocer la producción de una variedad de frutas tropicales que se cultivan en la propiedad, que incluyen rambután, guanábana, pina y bananos entre otras. Usted tendrá la oportunidad de degustar estas frutas tropicales y aprender sobre su cultivo y el manejo de una finca agropecuaria.

En el Caso de la finca El Cayo, el paseo es aun mas interesante, aunque también más largo, ya que esta finca esta casi totalmente rodeada por agua. El acceso es por medio de una pequeña embarcación que le ayudara a cruzar el Rio Zacate, por el cual navegara un tramo hasta entrar a la finca por un angosto canal con una frondosa vegetación. Las posibilidades de ver monos en el trayecto son bastante elevadas. Al llegar a la finca encontrará las instalaciones típicas de una pequeña finca, y podrá conocer las frutas y arboles que ahí se cultivan. La finca tiene un sendero elevado que le ayuda caminar sobre una zona pantanosa hasta llegar al mar. Uno de los encantos de este paseo es pasar la noche acampando en la finca, de tal modo que pueda vivir de primera mano los sonidos del trópico, disfrutar del cielo estrellado en las noches despejadas y de hasta una fogata en la playa.

La visita a fincas eco-turísticas de Atlantida ofrecen una ventana a la vida rural comunitaria de Atlántida, una vida de trabajo arduo, pero que da la satisfacción de generar producción en forma sostenible y protegiendo el medio ambiente, especialmente en el caso de estas fincas que coexisten a la par del Refugio de Vida Silvestre Cuero y Salado.

Información

Ver Más