Flo’s Atlántida Adventures: Descubriendo Cayos Cochinos

 

¡Hola a todos! Prepárense para uno de mis recorridos más emocionantes: Cayos Cochinos. Si no tienen idea de lo que les hablo, son dos islas principales y 13 cayos que juntos forman parte de la segunda barrera de arrecifes más grande del mundo. Así que con altas expectativas me preparé para mi traslado de las 7:00 am. Nos recogió un sonriente hondureño llamado Mauricio, que nos llevó desde La Ceiba hacía Sambo Creek para abordar la lancha. Desde el inicio tocamos las aguas caribeñas. Quisiera decir que el viaje fue tranquilo, pero no es cierto. El traslado en lancha no era apto para cardiacos, ya que las olas eran fuertes. Si te mareas con frecuencia, debes ir preparado con tus medicamentos. A pesar de ello fue un viaje divertido y las aguas se calmaron cuando llegamos a Cayos Cochinos 40 minutos después.IMG_4487[1]

Una vez en los Cayos, el recorrido fue guiado por Alex, un guía local que vivio por mucho tiempo en Boston, así que su acento fue un buen plus en este recorrido. La primera parada señalada fue la isla donde se filmó la versión española e italiana de Survivor, pero que es más importante por ser una parada de descanso para los pescadores que viajan un estimado de 6 horas para llegar a Cayos Cochinos todos los días. Estaba maravillada, nunca he visto aguas tan azules.

IMG_4488[1]

Les prometo que esta no es una piscina. La lancha nos llevó alrededor de una isla que muchos científicos creen tiene un volcán en ella. Después nos trasladamos a la Estación Científica de Cayos Cochinos, donde nos informaron sobre las diferentes especies en el área y la conservación y protección del medio ambiente, así como la mejor manera para respetar esta área natural protegida. “No deje rastro” es su lema, el cual me emocionó mucho saber. Hay hermosa naturaleza y es tan importante que sean entusiastas por lo que hacen para respetarlo y conservarlo. También se nos advirtió que esta era la última parada por las próximas tres horas en la que podíamos utilizar el baño. Esta es información importante si alguna vez decides ir, así que úsala con sabiduría.

A las 10:00 am estábamos en otro cayo con aguas azules y cristalinas, pero también con arena blanca. La lancha se detuvo en la playa, nosotros salimos listos con nuestro equipo de snorkel para comenzar. Si tienes experiencia haciendo snorkel, puedes irte por tu propia cuenta, sino es así, siempre hay un grupo al que te puedes unir. Aquí fue donde pude nadar alrededor de la segunda barrera de arrecife coralino más grande del mundo. Fue absolutamente increíble.

_MG_0097

arrecife en cayos

 

 

 

 

 

Justo al iniciar vimos dos calamares pulsando al unísono así como peces loro, peces ángel y peces cofre. El arrecife que recorrimos variaba en tamaño, texturas y colores. Era asombroso. Sin embargo, una de las indicaciones más importantes a recordar es nunca tocar, sentarse o pararse en ellos, ya que algunos pueden causar quemaduras o cortaduras. Alex nos dijo que no moriríamos o sufriríamos serias heridas por ellos, pero no es divertido cuando suceden. No nadé muy cerca del coral, ni lo toque, pero les aseguro que él tiene la razón.

Un par de horas más tarde nos llamaron para abordar la lancha y nos trasladamos a otro cayo para conocer la famosa boa rosada. Caminamos por el bosque pero todas parecían estar fuera de servicio. Debería decirles que estaba decepcionada, pero la verdad es que estaba un poco aliviada.

Una vez más nos trasladamos en el bote a uno de los cayos más populares, Chachahuate. Nos informaron que Chachahuate originalmente significa gemelos, debido a las dos islas que estaban a la par, la primera privada y la segunda pública y donde viven cerca de 350 personas. Hay una gran cantidad de puestos de comida Garífuna e incluso opciones de alojamiento. Pedí un pescado frito que estaba delicioso, pero que sabía mejor acompañado con esta vista.

Para mi pesar, nuestro guía anunció a la 1:00 p.m. que era momento de abordar la lancha para regresar a Sambo Creek. Fue un increíble viaje, mi amigo incluso lo describió como un “esencial de Atlántida”. Me siento feliz de haber apartado el tiempo para ir, fue emocionante, hermoso, calmante y todo lo que pude haber esperado. Siento que estaba en una de las mejores playas del Caribe. ¡Muchas gracias Tourist Options!

IMG_4504[1]